Interpretación de la Directiva marco sobre residuos

La Directiva marco sobre los residuos establece medidas para hacer frente a las repercusiones negativas sobre el medio ambiente y la salud humana de la generación y gestión de los residuos , así como para mejorar el uso eficaz de los recursos que son cruciales para la transición a una economía circular.

La Directiva marco sobre los residuos revisada entró en vigor en julio de 2018 dentro del proceso de aplicación del plan de acción de la UE para la economía circular adoptado en 2015. La Directiva encomendaba a la ECHA la tarea de elaborar una base de datos con información sobre los artículos que contienen sustancias extremadamente preocupantes en la lista de sustancias candidatas. Con arreglo al Reglamento REACH, se añaden nuevas sustancias de forma periódica a la lista de sustancias candidatas .

La base de datos contendrá la información presentada a la ECHA por las empresas que produzcan, importen o suministren artículos que contengan sustancias incluidas en la lista de sustancias candidatas. Estos artículos pueden fabricarse en la UE o importarse de países no pertenecientes a la UE.

La información de la base de datos ayudará a los operadores de residuos a clasificar y reciclar los artículos que contengan sustancias extremadamente preocupantes y los consumidores podrán tomar decisiones fundamentadas y estudiar la mejor manera de usar y eliminar estos artículos. En general, la base de datos deberá contribuir tanto a la sustitución progresiva de las sustancias preocupantes en los artículos como al desarrollo de alternativas más seguras.

La base de datos tiene tres objetivos principales:

  1. reducir la generación de residuos que contienen sustancias peligrosas fomentando la sustitución de las sustancias preocupantes en los artículos comercializados en la UE;
  2. facilitar información para seguir mejorando las operaciones de tratamiento de residuos;
  3. permitir que las autoridades controlen el uso de las sustancias preocupantes en los artículos e tomar medidas adecuadas a lo largo de todo el ciclo de vida de los artículos, incluso en su fase de eliminación.

La base de datos del SCIP complementa las obligaciones existentes establecidas en el Reglamento REACH en materia de comunicación y notificación de las sustancias incluidas en la lista de sustancias candidatas en los artículos.

Calendario

4 de julio de 2018
-  Entra en vigor la Directiva marco sobre los residuos revisada

Principios de 2020
–  Se pone en marcha el prototipo de la base de datos

5 de enero de 2021
-  Comienza la obligación de los proveedores de artículos de facilitar la información a la base de datos

Categories Display